“Una donación que viene del Corazón”

La salud pública es de vital importancia en todo el mundo, en todo país, en toda familia y por lo tanto en toda persona; su vital interés es evitar que nos enfermemos; si nos enfermamos que nos curemos y si nos curamos que no tengamos ninguna complicación o en su caso que no tengamos ninguna recaída.                                       

Los Gobiernos implementan Programas y Políticas Públicas que apoyan el acceso y la cobertura universal a servicios de salud integrales, de calidad y de ampliación progresiva.

Incluso a nivel Global la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como uno de sus principios básicos que “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.

Es así como la OMS plantea en su Plan de Acción que el acceso universal a las transfusiones de sangre y los hemocomponentes seguros es un servicio esencial para la cobertura universal de salud ya que contribuye a salvar millones de vidas y a mejorar la salud de las personas que los necesitan. Actualmente este derecho humano, como es el acceso universal a las transfusiones de sangre y los hemocomponentes seguros, no logra hacerse realidad en muchos estados de nuestro país y Jalisco no es la excepción, aun cuando de él depende la vida de miles personas enfermas o accidentadas.

Actualmente, Jalisco presenta un enorme déficit de donación de sangre, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud alcanza la cifra de 66%.

Este déficit, se ha hecho aún más crítico en este periodo de Pandemia de Coronavirus que enfrentamos, ya que el volumen de donaciones ha ido a la baja hasta en un 40%, de acuerdo con lo declarado por el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS).

El actual proceso de donación de sangre que opera en Jalisco y en el país, se caracteriza por qué:

a.-) Es insuficiente, disperso, desarticulado, eventual y poco amable para el donante.

b.-) No cuenta con una visión de futuro que garantice el suministro suficiente, seguro y adecuado de sangre que demanda la población.

c.-) No dispone de programas educativos y de reclutamiento de donantes de sangre.

Entre otras, estas, son algunas de las razones que han motivado a nuestra Organización, la Red Nacional de Asociaciones Civiles y Participacion Ciudadana, A. C. (REDAC), a trabajar en un proyecto humanista denominado “De Corazón a Corazón”, el cual es un Sistema gratuito que fomenta la cultura de generosidad y altruismo y facilita a la sociedad a participar en procesos amables de donación de sangre.

El Sistema proyectado, si bien nace producto de una clara y vital insuficiencia de donantes de sangre, particularmente de aquellos que son voluntarios y altruistas, sigue de manera estricta los principios y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y La Organización Panamericana de la Salud (OPS), organismos internacionales miembros de la Organización de las Naciones Unidas.

Estos organismos de la salud promueven entre los países, políticas públicas y esquemas de organización para garantizar un suministro fiable y suficiente de sangre no contaminada. Para ello, recomiendan crear una base estable de donantes regulares, voluntarios, repetitivos y no remunerados que permiten salvar la vida de personas enfermas o accidentadas.

Tomando como base estas políticas públicas y lineamientos, el Sistema “De Corazón a Corazón” se sustenta en:

1.-) La construcción de una Red Social de Donadores Potenciales de Sangre, conformada por seres humanos altruistas dispuestos a salvar vidas y que se constituirá en una base estable y confiable de donantes regulares, voluntarios, repetitivos y no remunerados.

2.-) La utilización de soluciones tecnológicas que hace virtual parte del proceso, dándole orden, confiabilidad, transparencia, agilidad y amabilidad al acto de donación de sangre.

3.-) EL desarrollo de Programas Educativos que amplíen la información a los ciudadanos y promuevan un proceso de cambio de actitudes y creencias sobre la donación de sangre, permitiendo con ello garantizar a futuro un suministro suficiente, seguro y adecuado de sangre.

4.-) El desarrollo de Programas de Promoción entre empresas, universidades, instituciones públicas y privadas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, con la finalidad de fomentar entre su personal la cultura de la donación voluntaria de sangre e invitarlos a que formen parte de la Red Social de Donadores Potenciales de Sangre.

5.-) La Promoción y Desarrollo de modelos de buenas prácticas en caminadas a mejorar los servicios para los donantes de sangre, procurando la atención cuidadosa, cálida y profesional que el personal del servicio ofrezca a cada donante.

6.-) La promoción hacia la mejora progresiva de la salud de la población, la educación sanitaria y las intervenciones para proteger a la población darán lugar a donantes de sangre más seguros y reducirá la necesidad de recibir componentes sanguíneos.

Millones de seres humanos deben su vida a personas que nunca conocerán. La sangre es el regalo más valioso que podemos ofrecer a otra persona: es el regalo de la vida.

La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias.

Te invitamos a que te unas a este proyecto de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *